PRIMER ENCUENTRO TRASNACIONAL DE NIÑEZ Y JUVENTUD MIGRANTE

Con la propuesta de organizarse en una red de colaboración mundial concluyó el pasado 21 de julio, en la Plaza Catedral de San Cristóbal, el Primer Encuentro Trasnacional de la Niñez y la Juventud Migrante. Tejiendo lazos en defensa de nuestra memoria, nuestra identidad y nuestros territorios, convocado, entre otras organizaciones, por Voces Mesoamericanas, una de las organizaciones que Amigos apoya este año.

Durante tres días, niños, niñas y jóvenes migrantes de México, Guatemala y Honduras, y participantes de Francia y Alemania trabajaron con mucho entusiasmo para hacer un profundo análisis participativo del derecho a la movilidad humana y su identidad como migrantes, pero también sobre el derecho a la permanencia y al arraigo. Entre otras cosas, concluyeron que la migración está siendo cada vez más peligrosa, lo que significa que es un negocio más redituable día con día. “Nos duelen y enojan estas migraciones –expresaron- y por eso queremos pensar en un mejor modo de migrar y en defender a las personas que migran, porque es un derecho”.

Con planteamientos como éste, los pequeños y jóvenes migrantes llegaron a la conclusión de que, así como existe un buen vivir dentro de sus culturas comunitarias, también existe un buen migrar (que engrandece las perspectivas) y un mal migrar (que literalmente nos cuesta la vida). Plantearon que un buen migrar, con información y con derechos, engrandece el corazón y los pensamientos para mejorar nuestras comunidades, escuelas, caminos y hospitales.

Con mucho pesar, afirmaron en la declaración final del Encuentro: “Nos entristece mirar cómo las fronteras se hacen más grandes, cómo nuestros hermanos migrantes se lastiman los pies, son perseguidos y maltratados por policías, coyotes y patrones que abusan de su necesidad”.

Anunciaron que su objetivo es organizarse en una red de colaboración trasnacional que ayude a cambiar las relaciones de género, a recuperar su memoria y vivir en felicidad y con derechos a permanecer en sus territorios y migrar sin violencia.

En este sentido, señalaron que:

“Soñamos con vivir en un mundo sin violencia donde las fronteras sean lugares de convivencia y no zonas de muerte y separación; soñamos con que los jóvenes puedan expresarse libremente, sin miedo a ser perseguidos o asesinados… Creemos que una de las principales formas de hacer realidad estos sueños es encontrándonos, conociéndonos y organizándonos. También creemos que es importante defender nuestros territorios y nuestras culturas, pues aunque migremos, seguimos perteneciendo a nuestras comunidades”.

El encuentro se clausuró con una obra de teatro presentada por los propios muchachos y muchachas y una mesa de reflexión con la participación de funcionarios municipales, estatales y federales (responsables de programas de atención a menores), representantes de la sociedad civil y varios de los participantes en el Encuentro.

By |2017-10-19T15:55:36+00:00agosto 29th, 2017|

One Comment

  1. Jiangsu Olea 21 de noviembre de 2018 at 20:35 08Wed, 21 Nov 2018 20:35:13 +000013. - Reply

    Buen día, antes que nada felicitarlos por su gran labor al mismo tiempo que considero que este tipo de encuentros o eventos deben realizarse y socializarse entre la sociedad, involucrando a diversos actores y sectores clave.

Leave A Comment

Translate »